contacta-con-nosotros

LAS P√ČRDIDAS PATRIMONIALES Y LAS CRIPTOMONEDAS

Nociones básicas sobre la deducibilidad de pérdidas patrimoniales derivadas de criptomonedas o cualesquiera otros activos. 

Las pérdidas patrimoniales y las criptomonedas, para desgracia de muchos inversores, son cuestiones íntimamente relacionadas y que, dado su interés, podemos analizar en conjunto puesto que los criterios aplicables a las pérdidas patrimoniales por inversiones en criptomonedas sirven para las pérdidas patrimoniales que puedan derivar de cualesquiera otros activos o circunstancias.

¬ŅQu√© es una p√©rdida patrimonial?

La definición, a efectos fiscales, del concepto de ganancias y pérdidas patrimoniales viene recogida en el artículo 33.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, BOE de 29 de noviembre de 2006 (en adelante, LIRPF), que dispone que:

‚ÄúSon ganancias y p√©rdidas patrimoniales las variaciones en el valor del patrimonio del contribuyente que se pongan de manifiesto con ocasi√≥n de cualquier alteraci√≥n en la composici√≥n de aqu√©l, salvo que por esta Ley se califiquen como rendimientos‚ÄĚ

A ra√≠z de este precepto legal, debe se√Īalarse que el importe de un cr√©dito no devuelto a su vencimiento no constituye de forma autom√°tica una p√©rdida patrimonial, al mantener el acreedor su derecho de cr√©dito, y s√≥lo cuando ese derecho de cr√©dito pueda considerarse incobrable desde el punto de vista fiscal ser√° cuando produzca sus efectos en el Impuesto sobre la Renta de las Personas F√≠sicas, entendi√©ndose en ese momento producida la existencia de una p√©rdida patrimonial.

Los créditos como pérdidas patrimoniales

Partiendo de lo indicado en p√°rrafos anteriores, en este caso concreto de ‚Äútransformar un cr√©dito no cobrado‚ÄĚ en p√©rdida patrimonial computable a efectos de IRPF conviene darle un lectura al Art√≠culo 14.2.k de LIRPF, que indica:

“k) Las pérdidas patrimoniales derivadas de créditos vencidos y no cobrados podrán imputarse al período impositivo en que concurra alguna de las siguientes circunstancias:

1.¬ļ Que adquiera eficacia una quita establecida en un acuerdo de refinanciaci√≥n judicialmente homologable a los que se refiere el art√≠culo 71 bis y la disposici√≥n adicional cuarta de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, o en un acuerdo extrajudicial de pagos a los cuales se refiere el T√≠tulo X de la misma Ley.

2.¬ļ Que, encontr√°ndose el deudor en situaci√≥n de concurso, adquiera eficacia el convenio en el que se acuerde una quita en el importe del cr√©dito conforme a lo dispuesto en el art√≠culo 133 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, en cuyo caso la p√©rdida se computar√° por la cuant√≠a de la quita.

En otro caso, que concluya el procedimiento concursal sin que se hubiera satisfecho el cr√©dito salvo cuando se acuerde la conclusi√≥n del concurso por las causas a las que se refieren los apartados 1.¬ļ, 4.¬ļ y 5.¬ļ del art√≠culo 176 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

3.¬ļ Que se cumpla el plazo de un a√Īo desde el inicio del procedimiento judicial distinto de los de concurso que tenga por objeto la ejecuci√≥n del cr√©dito sin que este haya sido satisfecho.

Como puede colegirse fácilmente de la lectura del texto legal, el hecho de que no te paguen un crédito o no te devuelvan lo prometido no implica automáticamente que el importe dejado de percibir sea una pérdida patrimonial a efectos de IRPF.

¬ŅEs v√°lida una denuncia a la Guardia Civil para que una p√©rdida sea deducible?

Atendiendo a lo expresado en líneas y párrafos anteriores podréis imaginar que con presentar una denuncia ante la Guardia Civil o la Policía no basta para poder imputarse una pérdida patrimonial a efectos de IRPF.

Llegados a este punto, enlazamos con muchas pérdidas reales en inversiones de criptomonedas aprovechando lo expresado en la Consulta Vinculante V1579-22, de 30 de Junio de 2022, en dónde se analiza el caso de un contribuyente que perdió toda su inversión por haberla realizado en una plataforma de criptomonedas que, posteriormente a su inversión, se descubrió como fraudulenta.

El contribuyente en cuesti√≥n present√≥ denuncia ante las autoridades y pretend√≠a, acogi√©ndose el punto 3¬ļ de la letra k del Art√≠culo 14.2 de la LIRPF, imputarse como p√©rdida patrimonial el dinero que efectivamente hab√≠a perdido justo al cumplirse un a√Īo de que present√≥ la denuncia ante las autoridades.

La respuesta de Tributos es clara y contundente negándole el derecho a imputarse esa pérdida patrimonial en IRPF en tanto en cuanto que no puede considerarse que la presentación de la denuncia constituya el inicio de un procedimiento judicial que tenga por objeto la ejecución del crédito.

¬ŅC√≥mo puedo deducirme p√©rdidas por inversiones en plataformas fraudulentas de criptomonedas?

Cuando un contribuyente tenga una pérdida derivada de inversiones en plataformas fraudulentas de criptomonedas, al igual que si le estafan en una compra por eBay, para imputarse la pérdida patrimonial no basta con presentar denuncia ante las autoridades sino que será necesario además iniciar un procedimiento judicial de reclamación de deuda o ejecución del crédito.

De no hacerse así la doctrina es clara y no podrá imputarse la pérdida patrimonial a efectos de IRPF, al margen de que realmente hayas perdido ese dinero en la práctica.

Tras lo indicado en p√°rrafos precedentes el lector podr√° imaginar cuan no computable es una p√©rdida patrimonial en la que ni hay denuncia ni procedimiento judicial en reclamaci√≥n del cr√©dito o devoluci√≥n del dinero. A la hora de hacer la renta no basta con decir ‚Äúinvert√≠ en X plataforma y fue un fraude, lo perd√≠ todo‚ÄĚ; si s√≥lo tienes ‚Äúeso‚ÄĚ, tu p√©rdida patrimonial no ser√° deducible en modo alguno.

Otras pérdidas patrimoniales de criptomonedas y otros valores mobiliarios

Por √ļltimo, conviene no olvidar que las p√©rdidas patrimoniales en activos mobiliarios (acciones, monedas virtuales, etc√©tera) no son deducibles por su mera bajada en los mercados sino que debe materializarse la p√©rdida al desprenderte del activo; y esto es algo que a muchos que hacen trading con criptomonedas, cuya fiscalidad os pod√©is consultar AQU√ć, o miner√≠a de criptomonedas, cuya fiscalidad tambi√©n pod√©is consultar por AQU√ć, les cuesta entender.

Vamos con un ejemplo: Si compraste un BTC a 35.000‚ā¨ y al cierre del ejercicio cotiza en 20.000‚ā¨ pero sigues teniendo ese BTC, no has materializado ninguna p√©rdida y nada podr√°s imputar en IRPF al respecto. En un caso as√≠, tendr√°s una p√©rdida latente pero mientras no se materialice con la venta del activo ni es p√©rdida ni es nada m√°s all√° de la angustia por ser conocedor de estar perdiendo tu dinero.

No nos gustaría concluir este post sin volver a recordaros, como en tantos otros post de nuestro blog, que es muy conveniente que contéis con asesores fiscales profesionales, y expertos en la materia, si queréis cumplir con la normativa vigente y evitaros problemas con Hacienda, que nunca perdona. Y para eso sabéis que nuestros profesionales estarán encantados de atenderos a través del formulario de contacto que tenéis aquí abajo.

¬ŅNecesitas ayuda en este tema?
Nosotros podemos ayudarte.

¬ŅQuieres compartir este contenido?

Facebook
Twitter
LinkedIn
Correo
WhatsApp
Telegram