contacta-con-nosotros

FISCALIDAD EN ESPAÑA DE UNA LLC

Fiscalidad en España de una LLC; ese gran ignorado por el común de los mortales.

¿Crear una LLC en USA para no tributar en España? Si ese pensamiento ha pasado por tu mente, déjanos decirte que estás muy equivocado.

Son multitud los vídeos que se pueden encontrar en redes sociales de pseudo-gurús del asesoramiento fiscal que vienen a decirle a la gente “créate una LLC en USA y olvídate de darte de alta de autónomo en España y del IRPF”.

Por desgracia estos advenedizos, que gozan de una credibilidad inmerecida, en la mayoría de ocasiones, llevan a sus oyentes a actuar al margen de la legislación. A todos nos gusta pagar los menos impuestos posibles pero siempre dentro de los márgenes que permite la legislación ya que, en caso contrario, ahorrarnos hoy 100€, costará 300€ en un tiempo.

¿Qué es una LLC?

Es muy probable que mucha de la gente que posee una LLC domiciliada en USA no sepa realmente qué tipo de sociedad es una LLC y creen, erróneamente, que son equiparables a una “Sociedad limitada” en España.

Una LLC es lo que se conoce como una sociedad en transparencia fiscal, a imagen y semejanza de lo que sería una herencia yacente o una comunidad de bienes con actividad económica.

Desde el punto de vista fiscal, una LLC no se considera una entidad separada, de forma que las rentas que perciba no están sometidas a tributación en sede de la citada LLC sino que se trata como “disregarded entity”: no se considera como una entidad distinta de los socios y las rentas que obtenga se someten a imposición en sede del socio.

Y, ¿Qué significa ser una sociedad en transparencia fiscal?

Ser una sociedad en transparencia fiscal implica que la propia sociedad no tributa por sus beneficios sino que son los socios, en su IRPF (o análogo equivalente en otros países), quienes deberán tributar por la parte de los beneficios que les corresponda. Y, ojo, da igual que la sociedad reparta el dinero entre los socios; se tributa igualmente.

Veamos un ejemplo práctico. Imagina que 2 socios, residentes fiscales en España, constituyen una LLC al 50% dedicada a ofrecer cursos de formación online en diversas materias, y que al 31 de Diciembre esa LLC ha obtenido unos beneficios de 50.000€.

Pues bien, independientemente que esos 50.000€ pasen a las cuentas de los socios o se queden en la cuenta de la LLC, cada socio deberá tributar por 25.000€ en su IRPF dentro de su base imponible general en el apartado de “imputaciones por transparencia fiscal internacional”.

Fiscalidad en España de una LLC: El acuerdo entre USA y España

La Consulta Vinculante V3311-13, nos recuerda el Acuerdo Amistoso, de 30 de enero y de 15 de febrero de 2006, relativo a la aplicación del Convenio entre España y Estados Unidos,  que recoge el tratamiento de las sociedades de responsabilidad limitada estadounidenses (LLC).

Se acordó considerar que la renta obtenida por una LLC que no se considere una entidad distinta de los socios a efectos de los impuestos federales de los Estados Unidos, es renta percibida por sus socios. Por lo tanto la LLC se considerará residente en EE.UU. a efectos de la aplicación del Convenio, en la misma proporción en la que sus socios sean residentes en Estados Unidos.

La catástrofe de crear una LLC pretendiendo ahorrarte el autónomo en España

El caso prototípico de personas que constituyen una LLC desde España son profesionales que prestan sus servicios en internet, bien sea vendiendo servicios profesionales o bien mediante un e-commerce.

Este tipo de personas, lamentablemente mal asesoradas, creen que se así evitan su obligación de darse de alta como autónomos ante la Seguridad Social.

Para su desgracia, hemos de indicarles que, al ser residentes en España y prestar sus servicios desde aquí, la obligación de darse de alta como autónomo en España es insoslayable.

En conclusión

Si la idea de una LLC es remansar beneficios en el extranjero para evitar tributarlos creyendo que está todo correcto porque en el borrador de la renta no sale la información de la LLC, entonces la cagada –y disculpad la expresión- es monumental.

En 2024, huelga decir, la AEAT no dispone de información sobre los beneficios de las LLC que cada contribuyente pueda tener domiciliada en USA, pero eso no implica que no deba declararse tal y como hemos indicado en párrafos anteriores.

Déjà vu

En el despacho esto nos recuerda mucho al primer quinquenio de la década anterior (2010-2014) cuando multitud de jubilados que cobraban pensiones del extranjero no las declaraban porque Hacienda no tenía conocimiento de ello.

Llegó un momento en que Hacienda tuvo conocimiento de ello y la lluvia de paralelas de IRPF para hacer tributar a todo el mundo fue un auténtico filón recaudatorio para el fisco.

Si tienes una LLC, o proyectas tenerla, asesórate bien con auténticos profesionales del sector tanto en USA como en España; huye de los gurús. En el despacho no podemos ayudarte sobre la legislación en USA pero sí sobre la española; y, aquí, el beneficio de la LLC debes tributarlo. La determinación del beneficio y los gastos deducibles en la LLC es cosa de nuestros colegas norteamericanos.

¿Necesitas ayuda en este tema?
Nosotros podemos ayudarte.

¿Quieres compartir este contenido?

Facebook
Twitter
LinkedIn
Correo
WhatsApp
Telegram