© Copyright Qode Interactive

FISCALIDAD DE LOS INGRESOS POR LA VENTA DE LIBROS

Conoce cómo es la fiscalidad de los ingresos por la venta de libros para autores y escritores

Hace ya unos meses, en Junio del 2021, un buen cliente del despacho publicó un libro, que podéis comprar haciendo clic aquí y un tiempo después nos planteó, al despacho, la consulta sobre cuál es la fiscalidad de los ingresos por la venta de libros para autores y escritores. La conversación quedó en nuestra promesa de preparar un post sobre ello. Pacta sunt servanda que diríamos en latín; así que, con este post queremos ayudar a todos aquellos que publican un libro a conocer la fiscalidad de los ingresos obtenidos por la venta de libros.

¿Qué tipo de ingresos son los obtenidos por la venta de libros?

Quizá parezca una tontería pero resulta una pregunta vital. Para saber cómo tributa algo, lo primero es saber la naturaleza real de dicho ingreso. Los ingresos derivados de la venta de libros pueden ser 2 cosas: rendimientos del trabajo o rendimientos de actividades económicas.

Para ayudarnos a determinar si es una cosa u otra recurriremos a nuestro particular “libro gordo de petete”, que es la Dirección General de Tributos y sus Consultas Vinculantes. Podéis echar un vistazo a la V2523-18 o a la V0401-19 si queréis profundizar abundantemente en la materia. No obstante, os ahorramos lo que probablemente seria una tediosa lectura y os resumimos:

  • Serán rendimientos del trabajo los ingresos que proceden de elaborar una obra literaria si cedemos el derecho de explotación de dicha obra a un tercero. Los ingresos percibidos sólo serán considerados rendimientos del trabajo si la publicación la realiza un tercero a quien se le han cedido los derechos de explotación de la obra previamente. Es decir, si la publicación la realiza una editorial; no, si se trata de una autopublicación.
  • Por el contrario, serán rendimientos de actividades económicas los ingresos percibidos cuando el autor edite directamente sus obras y las publique él mismo. Cuando exista una autopublicación de un libro ya sea en formato digital como en formato papel, los ingresos percibidos serán considerados rendimientos de actividades económicas y empresariales. Yendo al caso más habitual, si autopublicas tu libro y lo vendes en Amazon, entonces son rendimientos de actividades económicas porque Amazon es una mera comercializadora y no adquiere los derechos de explotación de la obra.

La mayoría de plataformas en dónde se venden los libros funcionan como Amazon, es decir, son meras comercializadoras. No obstante, existen algunas plataformas como BOD en dónde se firma un contrato de cesión de los derechos de explotación que provoca la consideración de los ingresos percibidos como rendimientos del trabajo en sede del IRPF.

¿Es necesario ser autónomo si autopublicas y vendes tu libro en plataformas digitales?

Cuando, al escribir y posteriormente publicar un libro, no se ceden los derechos de explotación lo que hacemos, en el fondo, es ordenar los medios de producción humanos y materiales y, eso, es la definición perfecta de un empresario autónomo.

Al cursar tu alta de autónomo, el epígrafe del I.A.E. que debes consignar es el 861, de la Sección 2ª (profesionales).

Llegados a este punto, quizá un escritor ocasional de 1 libro se preguntará, ¿tengo que estar dado de alta y pagando autónomo mientras perciba ingresos por un libro que escribí una vez sin constituir la escritura una actividad habitual y recurrente?.

El autor accidental de libros

Estaríamos ante el caso de lo que denominamos un “autor accidental de libros”, en dónde echamos mano de la Consulta 109368 del INFORMA de la AEAT al respecto, que nos da 3 opciones según las circunstancias del autor, que son:

  1. Cuando el autor está dado de alta en otro epígrafe del IAE por su actividad habitual, entonces no deberá matricularse en un nuevo epígrafe sino que podrá incluir los ingresos por la venta de libros dentro de los ingresos de su actividad económica habitual.
  2. En el caso de que el autor no esté dado de alta en ningún epígrafe del IAE pero continúa escribiendo habitualmente entonces tendrá que matricularse en el epígrafe 861 que antes hemos indicado.
  3. Por último, y quizá lo más común, si el autor no ejerce ninguna actividad económica como autónomo y tampoco sigue escribiendo más libros, entonces no deberá darse de alta como autónomo y simplemente deberá incluir los ingresos como procedentes de actividades económicas en su declaración.

Y, ¿Qué hay del IVA?

A poco que usted haya comprado alguno sabrá que los libros, físicos y electrónicos, llevan el 4% de IVA por corresponderles el tipo superreducido del impuesto. Pero, ¿y por el trabajo del escritor?.

La exención sobre el IVA

Conviene aquí recordar el artículo 20.uno 26º de la  Ley de IVA cuando indica “estarán exentos del impuesto los servicios profesionales, incluidos aquéllos cuya contraprestación consista en derechos de autor, prestados por artistas plásticos, escritores, colaboradores literarios, gráficos y fotográficos de periódicos y revistas, compositores musicales, autores de obras teatrales y de argumento, adaptación, guión y diálogos de las obras  audiovisuales, traductores y adaptadores”.

Fijaos en el detalle “cuya contraprestación consista en derechos de autor”, es decir, si el libro te lo edita y vende una editorial, tus ingresos (derechos de autor) estarán exentos de IVA, pero si eres tú quién lo autopublica, entonces no cabe la exención. No obstante, no os asustéis, la mayoría de plataformas son entidades mercantiles cuya sede está fuera de España (fuera del TAI que diríamos nosotros) y, por reglas de localización, la factura irá sin IVA al aplicarse la inversión del sujeto pasivo. Es decir, si autopublicas tu libro, y lo vendes a través de Amazon, esos ingresos no llevarán IVA; pero no porque estén exentos, sino por reglas de localización del impuesto.

Los premios literarios

Para terminar el artículo nos hemos dejado “la traca final”. Supón que eres un escritor tan sumamente PRO que te dan un premio por tu libro. Pues bien, si los ingresos del libro son consideramos rendimientos de trabajo, el premio también lo será. Por el contrario, si es un libro autopublicado, el premio será rendimientos de actividades económicas. Sea como fuere, con un Premio Planeta de 600.000€, nos iríamos al tipo máximo según tablas del IRPF y casi que la mitad del premio será para Hacienda. Aquí, sucede como con la Lotería; a Hacienda siempre le toca aunque no haga nada.

Si te ha gustado el post o conoces a alguien a quién le pueda ser de interés no dudes en compartirlo. Si lo que tienes son dudas o preguntas sobre tu situación particular o tu proyecto, concierta una cita y nuestros consultores te ayudarán.

¿Quieres compartir este contenido?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Correo
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram